Conducir un 4×4 no es juego

29 julio, 2020 Desactivado Por andres

Son muchas las personas quienes creen que conducir un todoterreno (TT) es como si lo hicieran con cualquier otro tipo de vehículo, más la diferencia es bastante grande. Aunque responden de manera ágil y rápida, la respuesta es considerablemente distinta a la de un coche de turismo; en sí, los movimientos de un 4×4 son más intensos.

Cuando se aproximan las vacaciones, la gente suele organizar salidas y viajes a diversos lugares del país. Por lo general, son muy pocas las veces al año en las que se sale de ruta larga; sin embargo, numerosas personas recorren circuitos en los que se ponen a prueba tanto la capacidad del vehículo, como la del conductor.

Bien sea por razones estéticas, de espacio o por gusto, las camionetas 4×4 y los monovolumen se han vuelto muy populares, incluso para el uso de la familia. En todo caso, es preciso que se apliquen ciertas medidas para evitar inconvenientes y mejorar la seguridad.

Precauciones que no deben faltar al conducir un todoterreno

Con tantos avances tecnológicos los coches se van haciendo más sencillos de manejar, al exigir menos esfuerzo físico en comparación con los de hace años. Pese a eso, es importante tener presente que aun y cuando un automóvil común y un TT se sientan iguales, difieren demasiado en su peso, el comportamiento, su tamaño y su centro de gravedad.

Por lo espaciosos que son los TT se suelen sobrecargar de personas y de sus equipajes, lo cual podría llegar a ser en parte perjudicial, debido a que muchos por desconocimiento o despiste, no equilibran bien los pesos en el interior de vehículo, y eso les puede jugar en contra. Lo ideal es distribuir equitativamente la carga para que se tenga mejor estabilidad.

Al conducir un 4×4 debe recordar que la distancia de seguridad ha de ser mayor. Por sí solos tienen un peso superior al de los coches convencionales; cargados de personas y equipajes se hace mucho mayor, al igual que la inercia generada. Podría ser peligroso no alcanzar a maniobrar frente a un inconveniente y, en consecuencia, tenga un accidente por el poco espacio previsto con el vehículo que le antecede.

La velocidad debe ser utilizada con inteligencia; tenga presente que todos los movimientos se intensifican, lo que convierte a la velocidad de las curvas, los desvíos, movimientos bruscos, etc., en armas de doble filo. Trate en lo posible de conducir con suavidad, así se evita que pueda haber desplazamientos laterales que volcasen al TT o lo saquen del camino.

Es crucial que el vehículo se mantenga en buenas condiciones; con eso, además de alargar su vida útil, se refuerza la seguridad de sus ocupantes. Para tenerlo a tono sin que involucre una inversión demasiado grande, consulte con un directorio de desguaces 4×4 en línea, así crecen más las posibilidades de conseguir lo que requiera por la variedad de opciones que tendrá a disposición.