¿Que son los asentadores?

¿Que son los asentadores?

30 enero, 2018 Desactivado Por Carmen

Los asentadores son aquellos implementos utilizados para suavizar el filo de una navaja de afeitar o de un cuchillo, estos se caracterizan por ser de distintos tipos de cuero, con el fin de que a la hora de afeitar la navaja no esté tan afilada o tenga algún defecto de fábrica que pueda causarte daño.

¿Qué conocemos por asentadores?:

Los asentadores terminaron siendo de gran relevancia sobre todo a la hora de afeitar, por cuanto, las consecuencias que puede llegar acarrear resultan ser pocos satisfactoria, ya que de no haber suavizado el filo de alguna navaja, sobre todo si está dirigida al rostro de una persona, puede ocasionar un gran corte.

Existen dos tipos de asentadores, los que son de madera y tiene directamente un pedazo de cuero pegado; y, están los que son simplemente un cuero con algún sujetador de un lado, en algunos de los casos, y de del otro extremo un anillo, para que a la hora de utilizarlo sea mucho más practico al colgarlo.

El de madera es el mejor asentador ya que es muy resistente.

En cuanto al mantenimiento del asentador no es nada complicado; la parte más importante es por donde se suaviza la navaja, por lo que, a la medida que pasa el tiempo debemos estar pendiente de que la misma este suave y como áspera. Uno de los elementos más usados para arreglar este tipo de asentadores es la grasa animal, puesto que ayuda a que el cuero cobre vida de nuevo.

Otra de las practicas más usada y recomendadas por mucho es pasarle la mano al cuero, claro está, con mucho cuidado y precaución; la ciencia de esto consiste que en la grasa de la mano del cuerpo humano ayuda al cuero a que se cure, por lo que, si esta práctica se hace con antelación al respectivo lavado de manos, causa mayor efecto.

Procedimiento con el asentador

Esté tiene un procedimiento sencillo, es prácticamente el proceso que se lleva a cabo a la hora de afilar algún cuchillo, esto es, rodar la navaja por encima del asentador de un lado al otro y justo cuando esté llegando al pomo, girar la navaja 180 grados y repetir la misma opción hasta que consiga el resultado que espera; es importante destacar que la navaja no puede despegarse del asentador, puesto que luego será más complicado colocarla sobre el asentador.