Una enfermedad de cuidado

Una enfermedad de cuidado

4 septiembre, 2020 Desactivado Por Carmen

La bacteria que lleva por nombre Borrelia burgdorferi, da origen a la enfermedad de Lyme, la cual es transmitida al humano por la picadura de una garrapata infectada, si es determinada a tiempo es necesario un tratamiento para lyme crónico y evitar dolencias mayores.

Existen diferentes síntomas que dan el alerta de que está presente la enfermedad de Lyme, como: erupción en la piel, temperatura alta en el cuerpo, cefalea, y agotamiento.

Y si no se coloca un tratamiento a tiempo esta se puede expandirse a las articulaciones originando una artritis, puede afectar el corazón y el sistema nervioso.

Las garrapatas se pueden encontrar en cualquier lugar, sobre todo donde hay plantas, en el campo, en los bosques y pueden permanecer en el cuerpo hasta más de dos días.

Por eso los riesgos de que una garrapata se adhiera al cuerpo es igual para todos, aunque no significa que todas están infectadas, por lo general eso sucede si estas se alimentan de animales pequeños que estén infectados.

Lo importante de todo esto es que una vez diagnosticada la enfermedad de Lyme, el tratamiento es inmediato y si se ataca a tiempo con los debidos antibióticos esta desaparece de los organismos. Pero si este no es dado a tiempo esta puede convertirse en una enfermedad crónica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Considerar un eficaz tratamiento para lyme crónico

En el momento que se diagnostica la enfermedad de Lyme en cualquier paciente,  es necesario aplicar un tratamiento adecuado al paciente, es necesario que se tenga en cuenta que cada  paciente presenta una patología y cada cual debe ser tratado con base en ello y a su manera de responder al tratamiento.

Por tanto, el paciente que presente la enfermedad de Lyme debe permanecer bajo observación médica y es necesario conocer la historia médica para tener en cuenta cualquier antecedente patológico, para poder tener con mayor precisión el posible tratamiento a seguir que tenga un resultado eficaz y certero para el paciente.

Es necesaria la aplicación de antibióticos, ya sea de forma oral o de manera intravenosa por un lapso determinado por el médico tratante.

Una vez culminado el tratamiento, el paciente con la enfermedad de Lyme, debe haberse recuperado en casi su totalidad, algunas personas siguen presentando algunos síntomas, como agotamiento y dolores musculares. Sin embargo se siguen realizando investigaciones para que los síntomas desaparezcan en su totalidad.

Así que si se presenta algún síntoma que pueda ser relacionado con la enfermedad de Lyme, es necesario acudir de inmediato al médico, para comenzar con el tratamiento y evitar que se haga crónica.