Como se cura un esguince de tobillo

Los esguinces de tobillo son bastante comunes, no únicamente en deportistas, también lo son en la vida diaria por cualquier accidente que puedas sufrir. Por este motivo, para tener una recuperación rápida de tu tobillo, lo mejor es visitar el centro de valdepenasfisiosalud.com, para ser atendido por profesionales en fisioterapia.

Pero, existen algunos cuidados que son fundamentales para que puedas hacer que tu esguince de tobillo se cure mucho más rápido. Estos los he reunido en este post, con la finalidad de que puedas aplicarlos de inmediato y así tu lesión sane más rápido.

Consejos para curar un esguince de tobillo

A la hora de curar un esguince de tobillo debes tener en cuenta algunos puntos que resultarán fundamentales para conseguir una curación rápida. Dentro de los principales a tener en cuenta están:

Descanso

Debes tener un reposo del miembro afectado, evitando al máximo cualquier tipo de actividad que pueda producir dolor, hinchazón o molestias. Por esto será vital que mantengas en descanso la extremidad y así evitarás empeorar tu cuadro clínico.

Crioterapia

La aplicación de hielo es fundamental, en especial porque esta ayudará a reducir la inflamación y favorecerá la recuperación más rápida. Para ello, debes usar compresas de hielo o sumergir la zona afectada en agua helada.

Este proceso se debe hacer entre 15 y 20 minutos, repitiéndolo cada 2 a 3 horas, por lo menos durante las primeras 72 horas desde la lesión. Sin embargo, si tienes otras enfermedades como pérdida de sensibilidad o diabetes debes consultar con tu médico antes de aplicar la crioterapia.

Compresión

Es otro punto fundamental a tener en cuenta, en especial porque ayudará a que se drenen más rápidamente los líquidos que producen la inflamación. Para ello, debes realizar un vendaje con una venda elástica que pueda ejercer presión.

Este vendaje debes realizarlo desde la parte más distante al corazón hacia arriba, para garantizar una buena circulación sanguínea.

Elevación

Es otro aspecto básico para el drenaje de los líquidos de la inflamación, y consiste en elevar el miembro afectado por encima del nivel del corazón. Esto lo puedes hacer tumbado en tu cama al final del día por un período de tiempo de 20 minutos.

Esto ayudará a que se pueda tener una mejor circulación sanguínea, y evitará cualquier tipo de inconvenientes que puedan surgir debidos a la inflamación excesiva. En todo caso, es fundamental hacer la elevación para tener una recuperación mucho más rápida.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*